Cómo se prepara un buen latte

545

Es el nombre internacional para el café con leche.

Como en todo ejercicio de precisión, el latte también tiene su fórmula matemática:

En la taza, la proporción entre leche y café suele ser de 5:1 (un leve beige) o de 4:1 (un marrón más pronunciado).

En números concretos, son 300 mililitros de leche vaporizada y 60 mililitros de espresso.

Hay que usar leche fría y una jarra limpia de acero inoxidable para sentir en el tacto la temperatura, sumergir el tubo de vapor en la jarra, abrir la válvula y espumar la leche en un movimiento vertical lento, pero decidido.